La puerca OMS hace la gripe que no hay

(Los médicos mismos no se dejan vacunar. ¡¿Por qué será?!) Véase abajo

¡Basta con la dictadura médica de la salud!

 

Octavilla ampliada por razones de agitación, 31.07.2009

 

Estimado amigo:

Usted nos ha escrito sobre su resfriado y sus pensamientos al respecto.
Un resfriado común y una pregunta común referente a la enfermedad, como las preguntadas a menudo por gente que viene a KRANKHEIT IM RECHT (Enfermedad en derecho).

Le enviamos unos apuntes sobre su pregunta y cómo hablamos de tal pregunta con gente que viene a nosotros, para que se entere un poco más y más de cerca sobre nuestro trabajo práctico –además de lo que usted ya sabe por la Hoja informativa de KRANKHEIT IM RECHT y la lista de una semana de actividad, de SPK –HACER DE LA ENFERMEDAD UN ARMA, de la Lista de fechas, de nuestras cartas anteriores y especialmente de nuestra carta actual.

 

K = KRANKHEIT IM RECHT, G = gente que viene a nosotros.

K: Usted está hablando de un "virus". ¿Cómo puede estar seguro de que algo como un así llamado virus existe realmente?

G: Todos hablan sobre ello...

K: La palabra "virus" viene de los médicos. El significado de esta palabra del antiguo latín es: veneno. Así que usted estaba envenenado. ¿Quién fue el que le envenenó? No sé si usted tiene un "virus" en su cuerpo, pero sé que su cerebro y su pensamiento han sido envenenados y colonizados por el lenguaje médico impuesto a usted. Usted está hablando de "virus" como en tiempos pasados hablaban de demonios y diablos como causa de la enfermedad. De aquellas antiguas teorías y opiniones resultaba p. ej. un exorcismo por los terapeutas de aquellos tiempos para echar afuera aquellos demonios y diablos (la palabra terapeuta viene del griego y significa: cura), y de la teoría o más bien opinión sobre el "virus" resulta otro tratamiento como está prescrito y ejecutado por los médicos de hoy en día y su así llamada teoría, endemoniando a los así llamados "virus".

No estoy hablando de si los demonios existen o no –si está interesado podemos hablar de ello más tarde-. Estoy hablando del imperialismo sobre el cerebro (iatro-imperialismo, Hirnimperialismus) impuesto por los médicos.

Los imperialistas y los colonialistas de hoy son los médicos. A su ejercicio de poder, a su magia, a su hechizo que no son nada más que charlatanería, hemos llamado iatrarquía. Con ello al mismo tiempo hemos puesto de manifiesto –y eso es importante- los puntos flacos de la clase de los médicos. Esta estrategia de ataque revolucionaria está probada durante los decenios de nuestros ataques eficaces y victoriosos llevados a cabo por nosotros como pacientes de confrontación contra la clase médica. La fiesta de la enfermedad rebelde de la patopráctica hace reventar muy rápidamente toda iatrarquía, completamente, definitivamente, con efecto duradero.

G: De todos modos, hubo un debilitamiento de las defensas de mi cuerpo y por eso el virus pudo tener efectos sobre mí ...

K: Voy a decirle un secreto ahora, publicado por nosotros hace más de 20 años: el único sistema real y efectivo de defensa es - - la enfermedad. La enfermedad es defensa y resistencia. Mediante la enfermedad usted se defiende contra los efectos del iatrocapitalismo. Alégrese de tener la enfermedad, su armadura, que le protege.

La enfermedad es productiva y creativa, es la enfermedad misma la que produce "virus" también como puede crear nueva materialidad corporal, carne proliferante, vida creciente, lo que los médicos llaman "cáncer", puede producir tierra, lo que los médicos llaman cálculos renales o cálculos biliares. Y la enfermedad puede producir realidades que sólo alguna gente puede percibir y otros no, lo que se llama alucinaciones ópticas y acústicas. Éstas son las manifestaciones específicas de la fuerza productiva de la enfermedad si la enfermedad es suprimida y encadenada por los iackeres (médicos).

No se le olvide: La miseria con la enfermedad viene exclusivamente de las normas médicas y de las normas del dinero.

Pero lo que la enfermedad realmente quiere es esto: quiere crear la especie humana (Gattung). La especie humana no se puede encontrar, todavía menos puede ser comprada, sino que tiene que ser hecha por pacientes. Y por lo tanto en cada manifestación singular de la enfermedad lo más importante no es lo que puede percibirse, como por ejemplo pulso alto, fiebre, ansiedad, proliferaciones y excrecencias, piernas fracturadas, etc., sino que de lo que usted tiene que ser consciente es de lo que falta y todavía no ha sido logrado: la especie humana (Gattung).

Y de eso resulta consecuentemente que ningún medicamento, ningún tratamiento médico puede lograr la especie humana (Gattung), la unidad de la gente entrelazada toda junta por la enfermedad. Los tratamientos médicos sólo pueden desviar y engañar a la enfermedad por el camino equivocado y atarla a manifestaciones singulares. Y usted ayuda a encadenar a la enfermedad usando palabras como "virus" que transforman a la enfermedad en algún cristal minúsculo en vez de verla mejor como diosa, más fuerte que cualquier ridículo virus.

Todos creen en agentes patógenos, y nadie nunca ha visto a alguno, ni mucho menos les ha demostrado, y sea en el más fino microscopio electrónico. Es suficiente la pura afirmación por parte de la clase médica, una afirmación médica sin que nadie se oponga a ella. Pero el iatrocapitalismo,  el veneno contra la especie humana, no lo lleva escrito en la frente ningún virus, ningún microbio, un veneno hecho de dinero y de tipo software y la dosis es lo que importa en el caso del hardware. Nada más está a la disposición como material que el conjunto iatrocapitalista, y las consumaciones astropáticas, cada una en su momento, proporcionan el empuje e impulso, sea dentro de unas horas hasta días, días hasta semanas, semanas hasta meses, meses hasta años, años hasta un tiempo infinito. ¿Impronta de la especie humana, enfermedad inversa? -¡no! Pero este único sistema inmunológico no se entrega a domicilio sin recargo. Ni mucho menos por dinero y buenas palabras. Los microbios no proveen ningún sistema de defensa, ellos son impregnados y acuñados por la iatrocapitalis-meada, ésta sí la proveen llevándola consigo, los así llamados agentes patógenos, contagiados ellos mismos (científicos de profesión fuera tienen que seguir aferrados a su superstición porque viven de ella).

La patastría es el camino, la astropatía solamente el indicador del camino, fiable pero nada más. Todo esto sobre la diapática entre las enfermedades singulares y lo universal.

G: De acuerdo, veo que hay diferentes teorías sobre la enfermedad y la que usted tiene obviamente es completamente opuesta a lo que los médicos piensan y dicen. Pero no estoy en absoluto interesado en teorías...

K: Estamos hablando de lo práctico. Colón tenía la teoría de que el mundo no es un disco sino un globo redondo y de eso resultó que usted puede cruzar el Atlántico en dirección oeste para llegar hasta los países del lejano oriente. Una nueva teoría, un cambio de rumbo en lo práctico con enormes efectos sociales, pregunte a la gente en Sudamérica y lo que piensan de los conquistadores españoles.

No queremos difundir una nueva teoría de la enfermedad de cómo pillar un resfriado, y usted tampoco tiene que estar de acuerdo con nosotros. Estamos ahí para los que están hechos polvo todos los días y que quieren cambiar esto y para que sepan lo que hay que hacer. Tampoco usted mismo está fuera de este contexto, igualmente usted está implicado en todo esto y no puede escabullirse. Usted también es un objeto de la guerra de todos los días por parte de los médicos contra los pacientes. ¿Pero dónde está su contraataque?

Usted estaba hablando de las defensas del cuerpo. ¿No sabe que hay una conexión entre su así llamado debilitamiento de las defensas del cuerpo y los rayos x y el material radiactivo arrojado al aire, debido por ejemplo a las pruebas atómicas? ¿A quién sirve todo esto y quién se está beneficiando de esos experimentos?

No tiene que creer en "virus", sino que de lo que usted está bastante seguro ya por su vida diaria es que esta sociedad está dividida en dos partes: hay explotadores y hay explotados, hay médicos y hay pacientes, aquellos en lo más alto y esos en lo más bajo. Y los médicos arriba dejan caer, por ejemplo, "virus" que quiere decir: veneno sobre esos por abajo para llevar a cabo experimentos médicos.

Tenemos a mano un reciente artículo de periódico que cuenta de algunas zonas en los EE.UU., como Tennessee, donde los médicos esparcieron sustancias radiactivas con aviones. Pero sólo fueron alcanzadas aquellas zonas donde vive gente pobre porque fue considerada tonta y supuestamente no se queja ni protesta. Y es una pena, pero al parecer en este caso los médicos tenían razón. ¿O sabe usted de alguna resistencia o ataque contra este envenenamiento, por no hablar de la resistencia o ataque por parte de pacientes de confrontación? Pero puede estar bastante seguro de que los médicos en sus departamentos de investigación científica se lo han pasado bomba. Si la gente de estas zonas y sus niños venían confiadamente al centro médico quejándose: me siento tan débil, me duele el estómago, siempre tengo resfriado, el médico podía apuntar con esmero y precisión, y de forma muy científica, los síntomas en sus fichas. Cuanto más débil y más enferma se ponía la gente afectada, más bomba se lo pasaban los médicos, puede estar seguro. Porque los iackeres ahora tenían "el muy interesante material científico" que querían con mucho afán de lucro para convertirlo en artículos científicos, discursos científicos en congresos médicos y más dinero y poder para la investigación "científica". Ésta es exactamente la misma ciencia de donde usted ha aprendido eso de su "virus" y de la que proviene su "virus", es ciencia-contra-la-humanidad desde Dr. Mengele Auschwitz hasta Hiroshima, con su HEIL-SSalud, ese bestial fantasma biologista-nazista.

Ahora usted entiende que esta ciencia por supuesto necesita protección con armas policiales, porque los iackeres mismos saben muy bien lo que hacen a la gente y que los pacientes tienen todo el derecho y razón para atacar a los médicos. Eso es lo que usted puede aprender del SPK y del libro que ahora mismo tiene en la mano, SPK –HACER DE LA ENFERMEDAD UN ARMA.

Y como usted está interesado en asuntos legales, también puede aprender algo muy sorprendente: ¡Si es el médico el que mata y las víctimas son pacientes, esto no es asesinato ni crimen en absoluto! ¡No es sino terapia y tan sólo por esta razón bien hecho! Pero es incluso peor que asesinato porque está hecho insidiosamente y bajo el pretexto y apariencia de ayuda.

G: Se trata sólo de mí con este resfriado, otros tienen otras enfermedades.

K: ¿Está usted seguro? Todavía no ha preguntado a estos otros. La percepción de que los demás están también enfermos es ampliamente ocultada y escondida. Éste es uno de los efectos del aislamiento y la alienación en las sociedades iatrocapitalistas, es la regla. La gente en las sociedades iatrocapitalistas tiene exclusivamente relaciones mercantiles entre sí. Es cierto que la gente puede manejar toda clase de aparatos pero no saben qué hacer consigo misma ni con los demás y tratan a sus semejantes como si fueran mercancías y cosas, es decir objetos muertos.

Eso con las así llamadas gripes víricas todavía no ha terminado ni mucho menos. El primer paso para saber algo de la enfermedad: hablar con los demás. Y puedo decirle de lo que se enterará: los tiempos han cambiado. Antes usted tenía un resfriado una o dos veces al año, pero ahora es permanente, ya no puede incluso decir cuándo un resfriado ha terminado y cuándo el nuevo resfriado está comenzando, es un envenenamiento continuo, sin respiro alguno. Eso es también una manera para hacer polvo a la gente para que bajo ningún concepto ya no piensen en rebelarse. Y por añadidura los antibióticos y las vacunas. Terapismo = terrorismo.

Así que sería mejor hacerse amigo de la enfermedad y dar la bienvenida a este sistema de defensa único, seguramente urgentemente necesitará esta ayuda. Y como usted sabe de nosotros, siguiendo por este camino nosotros mismos nos arreglamos de esta manera muy bien con nuestros resfriados, gripes, alergias y lo que sea.

No es la enfermedad el enemigo, sino el médico. Causa de la muerte: el médico, mundialmente causa n° 1 de la muerte: el médico.

Y no es un problema individual o de alguna poca gente y tampoco hay una solución individual.

G: Pero estaba tumbado en mi cama y ahora tenía que hacer algo muy urgente...

K: ¿Y no conocía a nadie que podía hacerlo por usted? ¿Tenía demasiada vergüenza para preguntar a otros? ¿Pero qué pasará en el futuro si más y más gente está enferma hasta tal punto que esté demasiado débil y no pueda moverse y salir? ¿No es ya hora de relacionarse por la enfermedad con la gente, hacer relaciones basadas en la enfermedad que todos tienen en común para ayudarse y apoyarse mutuamente unos a otros en su enfermedad? No todos están al mismo tiempo y de la misma manera débiles, postrados en cama o con diarrea o con fiebre. Así uno puede turnarse con respecto a lo que hay que hacer. Pero uno solo o una sola no puede salir adelante.

Lo más importante: hacer juntos frente contra los médicos. ¿Por qué? Causa de la muerte: el médico, mundialmente causa n° 1 de la muerte: el médico.

Aquí nuestra propuesta de solución: Usted empieza ahora mismo y usted mismo hace Frente de Pacientes-EMF (EMF = Expansionismo multifocal). Lo hace así como usted quiera o con tres o cuatro que puedan fiarse mútuamente. Cuando piense que necesita más apoyo por parte de nosotros o más experiencias de otros EMFs, entonces avísenos.

Hay que hacer y aprender mucho. ¡Pero qué tenía uno que aprender ya durante toda su vida, empezando con el cambio abrupto desde el animal acuático que uno fue dentro de la bolsa amniótica hacia el animal terrestre jadeante y respirando aire después del primer grito como ser humano terrestre!

No hay otra solución sino la unidad en la enfermedad, la unidad que queda por crear a partir de la enfermedad. ¿O quiere llamar al médico para estar totalmente a merced de él (merced (Gnade) como la de los médicos no sólo en los campos de concentración nazis sino también hasta hoy día, que dicen que asesinar a la gente es un acto de merced, Gnadentod)? Le aplican transfusiones con sangre y cuántas estarán envenenadas por afán de lucro, le amputarán nódulos linfáticos lo que es un disparate como desde hace mucho lo saben también los médicos mismos, le atiborrarán con antibióticos, que están en contra de la vida, como ya su nombre lo indica (anti-bios, anti-vida)?

G: No he tenido tiempo ni he sabido lo más mínimo sobre la enfermedad...

K: Entonces usted forma parte de aquellos afortunados a los que les queda todavía por delante la invención y el hallazgo de la enfermedad como arma del cambio revolucionario y del conocimiento. Pero a más vagar, más prisa tiene todo esto. Lo mejor sería empezar ahora mismo, en el acto –¿o necesita a un hombre del tiempo para saber de dónde sopla el viento?

 

¡Basta con la dictadura médica de la salud!

* Preguntados por la razón, los médicos declararon (Aerzte-Zeitung, Periódico Médico):

"Es obvio que una vacunación no protege en ningún caso".

"Yo personalmente no creo que me contagie alguna vez".

"Una gripe no es una enfermedad grave".

"Temo daños por efectos secundarios debido a la vacunación".

PF/SPK(H), 31.07.2009